en mi corazón de niño

En mi corazón de niño

guardo yo muchos deseos:

el primero es que los hombres

sean cada vez mas buenos.

 

El segundo es que la gente

viva siempre en alegría

y que estén todos contentos

con el pan de cada día.

 

Virgen de mi alma,

haz que sea así,

escucha este niño

que te lo pide a ti.

 

Virgen de mi alma,

madre de bondad,

que todos mis sueños

se hagan realidad.