gracias por la familia

 

Yo, buen Dios, quiero darte gracias

por tener unos padres

que nos quieren muchísimo.

Ellos nos han dado la vida

y ahora nos dan lo mejor que tienen.

Nos muestran su cariño de mil maneras.

Cuando éramos más niños,

nos cuidaron de día y de noche;

ahora nos proporcionan

todo lo que necesitamos:

vestidos, comida, educación…

Nos hablan de ti y nos dicen

que tú, Dios,

eres el padre y la madre de todos.

Gracias por nuestros papás.

Consérvales la salud, la alegría y la paz.

Que se quieran mucho y sean felices.

Queremos pedirte por los niños

que no tienen padres

porque murieron o les abandonaron.

Haz que haya personas que les quieran

como si fueran sus mismos papás.

Gracias, Dios bueno, por escucharnos.